Carta a mi hijo en su primer cumpleaños

Hoy cumples 1 año! Atrás queda ya los dos años que pasamos buscándote de mil y una maneras. Los miedos, las preocupaciones, la frustración y a veces incluso la desesperación. Hoy celebramos que llevamos ya 12 meses contigo, creciendo juntos, compartiendo esos momentos que siempre recordaremos.

De aquí a un tiempo todo esto quedara grabado en el fondo de tu mente y de tu corazón, pero dudo que puedas recordarlo, por eso quiero que sepas algunas cuantas cosas y cuando tengas edad para leerlas y comprenderlas, lo apreciaras:

El día que naciste fue el día mas doloroso que jamas haya experimentado, pero es cierto lo que dicen por ahí, el momento en que te vi y te tuve en brazos todo ese dolor desapareció. Gracias por regalarnos tanto amor en la primera mirada sin prácticamente conocernos, salvo lo que te habrán contado por allí arriba 😉

first-birthday-feature

Cuando por fin llegamos a casa y tu hermanita te vio no sabia donde esconder tanta emoción. Jamas la habíamos visto tan contenta, tan llena de alegría y de cariño. Eres su persona favorita, aunque a veces te aplaste, te abrace hasta casi “estrangularte” y te asfixie a besos. Se que eso también te gusta, porque veo como la miras, como la buscas y como la necesitas. Algún día, no muy lejano, seréis un apoyo el uno para el otro, confiareis el uno en el otro, y esa relación, si la cuidáis nunca tendrá porque romperse.

Gracias pequeño E, porque aunque siempre seras mi bebe, no podre llamarte así por mucho mas, estamos eternamente agradecidos porque en un mundo tan lleno de oscuridad tu nos has traído luz. Tu nombre significa Eterno, Constante, Perpetuo. Y eso es lo que eres para nosotros, junto con tu hermana, una bendición eterna que nos recuerda el verdadero valor de la familia.

Todavía te quedan muchas cosas por vivir, aun no estas corriendo, aunque ya te gustaría y estas a punto de conseguirlo. Todavía no has dicho tu primera frase aunque en tu mente debes tener grandes conversaciones. Esperamos con ilusión todo lo que nos queda por compartir contigo y oramos cada día a Dios para que podamos ser el tipo de padres que necesitas para seguir creciendo, desarrollándote y alcanzando tu máximo potencial.

Con todo el cariño del mundo.

Tu familia que te adora,

Sam, Eli y J

 

Nuevo grupo de Facebook para Mamas y Papas Blogueros

Con el nuevo año me he armado de valor, un poco de organización y tiempo y he decidido por fin crear un grupo de Facebook para mamas y papas blogueros que escriban en español.

La cuestión es la siguiente, cuando empece a meterme mas en el mundo del blogging, allá por abril del año pasado, encontré un gran numero de grupos para bloggers en ingles. Viviendo en el Reino Unido y ya que mi blog es bilingue decidí unirme a algunos de ellos. Con la experiencia se aprende y algunos los disfrute mas que otros, pero en su mayoría, todos me sirvieron de ayuda. Uno en particular, UK Parent Bloggers creado por Donna de What the Red Head said, fue digamos, mi inspiración, para dar forma a la idea de crear una comunidad de padres y madres bloguer@s hispanohablantes.

facebook group-cover

https://www.facebook.com/groups/mamasypapasbloguerosespanol/

Un grupo en el que pudiéramos preguntar abiertamente diferentes dudas sobre la blogosfera,  la vida familiar -maternidad, paternidad, crianza- oportunidades de trabajar con diferentes marcas, incluso hasta publicaciones donde podamos seguirnos unos a otros de vez en cuando.

Lo he echado en falta todo este tiempo en el que me he ido involucrando mas con mi propio blog y finalmente pensé, pues si no lo he podido encontrar hasta ahora y/o nadie lo ha creado, alguien tendrá que dar el primer paso, no? Así que aquí estamos! Una de mis pequeñas metas de mi blog para este año cumplidas. Ahora solo falta que crezca y podamos disfrutarlo todos! 😀

Únete a la fiesta!

Los mejores 3 consejos que recibi sobre lactancia

Después de tener mi segundo hijo y pasar de nuevo por la experiencia de la lactancia, creo que me encuentro ahora en una posición de poder compartir contigo lo que mas me ha ayudado en esos momentos críticos que pasamos al dar el pecho. Si eres mama primeriza que se ha decantado por esta opción y las cosas no pintan tan bien como lo enseñan en las revistas de maternidad, quizás te interese leer esto:

#1 Esta bien no estar bien

No recuerdo cuantas veces he leido y escuchado sobre las maravillas de la lactancia, los beneficios para la salud y el desarrollo de tu hijo, el vinculo que se crea con esos momentos tan preciados. Todo eso es verdad, pero déjame decirte lo que es verdad también: el estrés que pasas cuando tu y tu recién nacido os estáis adaptando a la posición el uno con el otro, el agarre correcto que nunca pasa, las heridas que se crean por culpa de eso. Durante los dos primeros meses con mi hija mis pechos estaban tan adoloridos que no podía ni ponerme una camiseta, razón obvia por la que no salia a la calle muy a menudo…no iba a ir en topless!

baby-breastfeeding

Me sentia terrible porque lo que yo me habia imaginado no tenia nada que ver con lo que estaba viviendo. Como era posible que algo tan maravilloso doliese tanto? No era una madre lo suficientemente buena como para sacrificarme y seguir sufriendo? Un día, después de hablarlo con Sam, y orar mucho al respecto, cayo a mis manos unos folletos que hablaban sobre la lactancia y los grupos de apoyo. Decía claramente: Si te duele al dar el pecho es que algo no esta bien. Ya sea la posición, o la boca de tu bebe, lo que sea, pero la lactancia materna no debe doler en absoluto.  Así que, por favor, a la mama primeriza que esta leyendo esto: sigue ese consejo! no te sientas mal por sentirte mal y busca ayuda. Es normal sentirse mal por algo que te esta provocando un daño físico, así que sea lo que sea que esta evitando que disfrutes de esa experiencia busca una solución para ello.

#2 La practica hace la diferencia

Cuando sales con tu bebe a la calle y eres mama primeriza crees que acaparas todas las miradas en el momento que te sueltas la hebilla del sujetador así que te entran los nervios, tu bebe se desespera mas y mas por el hambre y por lo tanto se hace todavía mas difícil que agarre bien. Pero déjame decirte que después de un par de meses te acostumbras y ya yo no te molesta tanto, te sientes mas tranquila y por lo tanto todo pasa con mayor normalidad. Yo ya ni siquiera utilizo la mantita para cubrirme con E, a mi no me importa, pero a el le molesta bastante, asi que si la situación lo permite, simplemente me levanto un poco la camiseta y problema solucionado. En serio, no te preocupes demasiado, cuanto mas a menudo lo hagas, mejor te sentirás. 🙂

#3 No necesitas pasar por esto tu sola

Este te lo doy yo. Tener a mi segundo hijo en otro país fue una de las experiencias que mas miedo me provocaban.  Sabia que no tendría los mismos grupos de apoyo a la lactancia que solía tener en Barcelona, pero aprendí la lección con mi primer hijo y busque ayuda la primera semana que E nació. Por suerte para mi el no sufría de frenillo como su hermana, y ya sabia, como os dije antes, que dar el pecho no tenia que doler, por lo tanto, tan pronto como empece a sentir dolor fui a mi grupo local. Al llegar me recibió una señora muy amable que me acompaño a un sofá super cómodo y me enseño algunas posiciones que me resultarían mas fáciles.  Le di el pecho a E allí mismo, mientras ella me daba algunos consejos que ya había olvidado porque ya hacia bastante tiempo desde que lo hice con J.  Desde entonces todo empezó a mejorar, hasta el punto que después del primer mes E y yo conseguimos adaptarnos por completo. No caigas en el error de pensar que porque ya lo hiciste con el primero no necesitas ayuda con los siguientes. Siempre es bueno refrescarse la memoria y aprender nuevas técnicas.

mybaby-giggles

Espero que estos consejos te ayuden de alguna manera. A mi me sirvieron bastante. Y ahora puedo decir que disfruto darle el pecho a mi bebe. Me encanta cuando le entran las risitas justo después de una toma, la verdad es que no entiendo muy bien que es lo que le hace tanta gracia…jaja, pero es una ricura cuando lo veo. Lo mas importante, estoy atesorando cada uno de esos momentos para siempre.

Ya no soy una mama “sin pueblo”?

Recientemente leí una publicación en un blog que me hizo reflexionar sobre mi experiencia maternal en este país. Te la recomiendo, se llamaba When You’re the Mom with no village de Jay Miranda.  Me sentí muy identificada con sus sentimientos de soledad al estar lejos de la familia. El refrán, de origen africano, dice algo así como “Hace falta un pueblo para criar a un niño” y básicamente esta hablando de la necesidad de tener un apoyo, sea de familia, amigos, o educadores para que el niño se desarrolle adecuadamente.

Pero que pasa con nosotras, las madres? Necesitamos un “pueblo” también? Cuando estábamos en Barcelona teníamos a mi lado de la familia a 10 minutos en coche y el lado de Sam a unos 30 minutos. Nada mal, verdad? No solo era la cuestión de tener a la familia cerca, porque para nosotros familia significa amigos. Nuestra relación con ellos es super buena, nos encanta pasar tiempo juntos, echarnos unas risas y compartir momentos especiales. También tenemos amistades con las que salimos de vez en cuando, así que se puede decir que nuestra vida allí estaba bastante equilibrada, si no tenemos en cuenta el tema trabajo y finanzas.

Mudarnos al Reino Unido nos ayudo a estabilizarnos económicamente pero perdimos la otra parte de la ecuación. Durante un buen tiempo era y me sentía como la mama “sin pueblo”. Conocimos a gente en la Iglesia, en otros grupos, algunos de ellos padres jóvenes con hijos pequeños como nosotros, otros solteros mayores o menores que nosotros, pero nunca parecía encajar. Quizás fuéramos nosotros, pero como me hubiera gustado en mas de una ocasión poder tener una conversación sin sentirme forzada a buscar temas de que hablar o a ser amable. Bueno, en realidad, para ser sinceros, si que paso con algunas personas, pero por lo visto el sentimiento no fue reciproco, y me dieron calabazas! jaja…

Ya no estamos sin pueblo, mas familia se nos ha unido a estas islas, y aunque viven a una hora de nosotros, se que sera algo bueno para mis hijos poder verlos regularmente. La familia de Sam son super trabajores y muy buena gente asi que fue un placer tener, durante dos semanas, a la Tia Nati y a la Vovo (abuelita) . J estaba super ilusionada cada dia y ademas su portugues mejoro significativamente. Nuestro pequeno E se quedaba dormido en un momento con su vovo, tal como pasaba con su yaya…hay algo en el cuerpo de una yaya que hipnotiza a los bebes cuando los mecen en sus brazos. jajaja

Aunque para ser sinceros, los primeros días no podía parar de pensar en mi familia, mis padres, mis hermanos y mi cuñada y mi sobrinita que es tan mona como inquieta! Les eche de menos mas que nunca y deseaba que ellos también se hubieran unido a nosotros. Algo muy poco probable… Pero no podría estar mas agradecida a Dios por esta oportunidad de tener a mas miembros de la familia cerca. Ojala pudiera decirte como ser una mama con un “pueblo”, pero desgraciadamente mis habilidades sociales no han mejorado mucho desde entonces. Mi único consejo, el que me doy a mi misma, es seguir intentándolo, y en uno de esos intentos seguramente se te cruzara alguien, y entonces tendrás tu pueblo, tendrás a alguien en quien confiar, con quien reírte, con quien conversar sin hacer un esfuerzo.

Cual es tu historia? Eres una de esas mamas que tienen su propio pueblo?

Mimos de un conocido, cuando “no” significa “no”

Todo el mundo que conoce a mis hijos, especialmente a mi niña de 4 años, saben que son alegres por naturaleza, y  que la peque es una terremoto que cautiva al que se le cruza con su sonrisa y sentido del humor. Una vez dicho esto, hace poco nos vimos en una situación no muy agradable, la cual me ha llevado a compartir lo que creo que la gente debería saber sobre los mimos a otros niños, cuando no son los tuyos.

jsmiling

A nuestra J le encanta jugar y hacer el tonto, saltar sobre tus hombros, dar besos y abrazos, pero eso es con nosotros, mami, papi, el pequeño E y miembros de la familia mas cercanos, junto con algunas personas “escogidas” por ella misma. Pues el otro día, estábamos en un sitio en el que ya habíamos estado antes, y nos encontramos con dos conocidos, uno de ellos, una chica joven, que estaba siendo especialmente amigable con ella, chocandole los cinco y todo este tipo de juegos. Cuando de repente la cogió en brazos. Al principio no pareció molestarle, parecía estar disfrutando del mimo, y nosotros estábamos allí igualmente, conversando con la otra persona, así que nada de que preocuparse. Pero segundos después, el abrazo se estaba haciendo demasiado largo, y note por su cara que ya no le estaba gustando, así que amablemente dije que nos teníamos que ir, a ver si la chica pillaba la indirecta y la bajaba.  No quería sonar maleducada, pero J ya se estaba empezando a poner nerviosa y me acabo diciendo muy claramente en español “Mama, quiero bajar” Así que ya estaba bien. Extendí mis brazos hacia ella y con mas firmeza y prisa en mi voz, le dije “Lo siento pero nos vamos ya, J baja por favor” Yo se que a nuestra niña no le gusto la situación porque justamente antes de irnos la chica le acerco la mano para chocar los cinco y  no quiso hacerlo.

Puedes pensar que esto es bastante tonto por mi parte, pero ver como a mi hija gentilmente se le estaba forzando a aceptar el mimo de un “no tan conocido” y yo verme en la situación de no querer sonar demasiado abrupta pero a la vez cuidar del bienestar emocional de mi pequeña, fue muy incomodo y frustrante. Ya se, ya se, entiendo que no había maldad en los mimos de esta chica, que solo estaba intentando ser amigable con una pequeña de 4 años, pero NO significa NO, y eso se aplica a todo el mundo, especialmente a los nuestros.

shield-511714_1280

Las personas asumen que los niños por el hecho de ser niños deben aceptar los abrazos y los besos, porque es algo mono y educado en muchas culturas, saludar con un beso por ejemplo, o lo que sea, pero a todos los adultos allí fuera, NO vayáis exigiendo mimos, NO forcéis la situación, por favor. Los niños son también personas que merecen nuestro respeto. Tu no vas por la calle intentando coger en brazos a un adulto porque seguramente puedas llevarte una “sorpresa”  no muy grata. Algunas veces saldrá de forma natural, pero es mejor ser precavidos, y parar de mendigar amor por ahí, solo ganatelo, y si ellos quieren, ya te lo darán.

Sam y yo hemos decidido con respecto a esto, para futuras ocasiones, que le vamos a enseñar a J a decir que NO a cualquier mimo que venga de alguien que no conocemos tanto, incluso aunque estemos allí con ella. Ya es bastante mayor para entenderlo y hacerse escuchar, porque ya que no podemos controlar el comportamiento de otros, por lo menos enseñarle a nuestros hijos a ser mas cuidadosos.

Que opinas? Te has visto en alguna situación parecida? Como reaccionaste?