Perdiendo mas que “peso” durante la lactancia

Cuando planee escribir este post había perdido un par de kilos y me sentía super bien. Hoy cometí el terrible error de pesarme otra vez y descubrí que había sido vilmente traicionada por la balanza. Perder peso durante el periodo de lactancia es posible pero no para mi todavía. Dejadme que os cuente lo que si estoy perdiendo al dar el pecho:

Puedo perder la paciencia conmigo misma cuando intento comer de forma saludable. No tenemos el placer de tener a un chef privado como lo suelen hacer los famosos así que eso significa que si me apetece algo bueno, saludable y original tendré que cocinarlo yo misma o pedirle a Sam que lo haga. Dos niños y una casa por mantener me parece tarea mas que suficiente la mayor parte de los días. Así que platos sencillos y básicos suelen gobernar nuestra dieta por lo general.

belly-lose-weight

Puedo perder la cuenta del tiempo mientras doy el pecho. No te enteras de a que hora comenzaste ni a que hora estas acabando, solo sabes que al final tienes un bebe contento en tus brazos. Me encanta su sonrisa y sus carcajadas cuando acaba. Me encanta saber que puedo proveer para el mas de lo que necesita para convertirse en un niño sano y fuerte.

Pierdo horas de sueño también. Aunque he de reconocer que el mio duerme bastante bien y solo se despierta un par de veces por la noche. A diferencia de J, que solía despertarse cada hora o cada dos horas. Con el simplemente una toma cerca de la media noche y otra de madrugada suelen ser suficientes.

Por desgracia también pierdo el pelo. No me paso con mi primer hijo, pero si que lo estoy sufriendo en esta ocasión. Ni en los momentos mas estresantes de mi vida me había pasado así que he de admitir que fue algo bastante impactante y asustador a la vez. Depende del día lo llevo mejor o peor pero ahora estoy probando un champú especializado que se supone que nutre el cuero cabelludo mas que los normales, así que ya veremos…

Hay paginas muy buenas por Internet que te pueden dar algunos consejos de como perder peso durante la lactancia. Dejadme que os cuente lo que estoy haciendo yo y que espero que en algún momento de un resultado positivo:

a-change-in-lifestyle

  • He dejado las bebidas con gas.
  • Hago 15 minutos diarios en la bicicleta estática.
  • Estoy “intentando” reducir los dulces y la comida basura.                                                                        [OK. En realidad no, pero pensé que debía ponerlo por si alguien quiere seguir estas instrucciones que sepa que seria bueno que lo haga. !]
  • Estoy tomando vitaminas para el periodo de lactancia. Las tome durante los dos primeros meses y no note ninguna diferencia hasta que no deje de tomarlas. Ahora he vuelto a empezar y ojala no hubiera parado en su momento.

Y finalmente, estoy intentando no desanimarme con mi peso y apariencia actual. Muchas veces, como me siento no se refleja en como me veo. Es como cuando tienes algo entre los dientes y tu sigues sonriendo tan ingenua y nadie te dice nada. Pues bien, hay veces, en las que por ejemplo, suena alguna canción en la radio o donde sea, de esas que te motivan, y me pongo a bailar en casa, y recuerdo a la antigua yo que solía salir con sus amigas y bailar sin parar hasta que saliera el sol, y me siento bien, me siento muy bien hasta que entonces me miro en el espejo y veo que ya no esta la talla 38.

eli and E

Es muy duro superar ese momento, no se si quizás alguno de vosotros haya pasado por algo parecido, pero cuando me pasa siempre me recuerdo a mi misma que tengo dos opciones: 1. seguir alimentando ese sentimiento de desanimo lo cual no me llevara a nada bueno o 2. pasar pagina y continuar con mi vida. Pensar desde una perspectiva mas practica y continuar haciendo lo que me hace sentir bien. Y se y espero que al final, lo que me hace sentir bien me haga verme bien no solo a vista de otros, sino, mas importante, a mis propios ojos. Porque tal como dice el refrán:

“La belleza esta en los ojos de los que la miran” 

Que podamos reconocer todos la belleza que esta dentro de nosotros, sin importar el peso, sin importar nuestro estatus, sin importar nuestros propios miedos y frustraciones.

Los mejores 3 consejos que recibi sobre lactancia

Después de tener mi segundo hijo y pasar de nuevo por la experiencia de la lactancia, creo que me encuentro ahora en una posición de poder compartir contigo lo que mas me ha ayudado en esos momentos críticos que pasamos al dar el pecho. Si eres mama primeriza que se ha decantado por esta opción y las cosas no pintan tan bien como lo enseñan en las revistas de maternidad, quizás te interese leer esto:

#1 Esta bien no estar bien

No recuerdo cuantas veces he leido y escuchado sobre las maravillas de la lactancia, los beneficios para la salud y el desarrollo de tu hijo, el vinculo que se crea con esos momentos tan preciados. Todo eso es verdad, pero déjame decirte lo que es verdad también: el estrés que pasas cuando tu y tu recién nacido os estáis adaptando a la posición el uno con el otro, el agarre correcto que nunca pasa, las heridas que se crean por culpa de eso. Durante los dos primeros meses con mi hija mis pechos estaban tan adoloridos que no podía ni ponerme una camiseta, razón obvia por la que no salia a la calle muy a menudo…no iba a ir en topless!

baby-breastfeeding

Me sentia terrible porque lo que yo me habia imaginado no tenia nada que ver con lo que estaba viviendo. Como era posible que algo tan maravilloso doliese tanto? No era una madre lo suficientemente buena como para sacrificarme y seguir sufriendo? Un día, después de hablarlo con Sam, y orar mucho al respecto, cayo a mis manos unos folletos que hablaban sobre la lactancia y los grupos de apoyo. Decía claramente: Si te duele al dar el pecho es que algo no esta bien. Ya sea la posición, o la boca de tu bebe, lo que sea, pero la lactancia materna no debe doler en absoluto.  Así que, por favor, a la mama primeriza que esta leyendo esto: sigue ese consejo! no te sientas mal por sentirte mal y busca ayuda. Es normal sentirse mal por algo que te esta provocando un daño físico, así que sea lo que sea que esta evitando que disfrutes de esa experiencia busca una solución para ello.

#2 La practica hace la diferencia

Cuando sales con tu bebe a la calle y eres mama primeriza crees que acaparas todas las miradas en el momento que te sueltas la hebilla del sujetador así que te entran los nervios, tu bebe se desespera mas y mas por el hambre y por lo tanto se hace todavía mas difícil que agarre bien. Pero déjame decirte que después de un par de meses te acostumbras y ya yo no te molesta tanto, te sientes mas tranquila y por lo tanto todo pasa con mayor normalidad. Yo ya ni siquiera utilizo la mantita para cubrirme con E, a mi no me importa, pero a el le molesta bastante, asi que si la situación lo permite, simplemente me levanto un poco la camiseta y problema solucionado. En serio, no te preocupes demasiado, cuanto mas a menudo lo hagas, mejor te sentirás. 🙂

#3 No necesitas pasar por esto tu sola

Este te lo doy yo. Tener a mi segundo hijo en otro país fue una de las experiencias que mas miedo me provocaban.  Sabia que no tendría los mismos grupos de apoyo a la lactancia que solía tener en Barcelona, pero aprendí la lección con mi primer hijo y busque ayuda la primera semana que E nació. Por suerte para mi el no sufría de frenillo como su hermana, y ya sabia, como os dije antes, que dar el pecho no tenia que doler, por lo tanto, tan pronto como empece a sentir dolor fui a mi grupo local. Al llegar me recibió una señora muy amable que me acompaño a un sofá super cómodo y me enseño algunas posiciones que me resultarían mas fáciles.  Le di el pecho a E allí mismo, mientras ella me daba algunos consejos que ya había olvidado porque ya hacia bastante tiempo desde que lo hice con J.  Desde entonces todo empezó a mejorar, hasta el punto que después del primer mes E y yo conseguimos adaptarnos por completo. No caigas en el error de pensar que porque ya lo hiciste con el primero no necesitas ayuda con los siguientes. Siempre es bueno refrescarse la memoria y aprender nuevas técnicas.

mybaby-giggles

Espero que estos consejos te ayuden de alguna manera. A mi me sirvieron bastante. Y ahora puedo decir que disfruto darle el pecho a mi bebe. Me encanta cuando le entran las risitas justo después de una toma, la verdad es que no entiendo muy bien que es lo que le hace tanta gracia…jaja, pero es una ricura cuando lo veo. Lo mas importante, estoy atesorando cada uno de esos momentos para siempre.