Ya no soy una mama “sin pueblo”?

Recientemente leí una publicación en un blog que me hizo reflexionar sobre mi experiencia maternal en este país. Te la recomiendo, se llamaba When You’re the Mom with no village de Jay Miranda.  Me sentí muy identificada con sus sentimientos de soledad al estar lejos de la familia. El refrán, de origen africano, dice algo así como “Hace falta un pueblo para criar a un niño” y básicamente esta hablando de la necesidad de tener un apoyo, sea de familia, amigos, o educadores para que el niño se desarrolle adecuadamente.

Pero que pasa con nosotras, las madres? Necesitamos un “pueblo” también? Cuando estábamos en Barcelona teníamos a mi lado de la familia a 10 minutos en coche y el lado de Sam a unos 30 minutos. Nada mal, verdad? No solo era la cuestión de tener a la familia cerca, porque para nosotros familia significa amigos. Nuestra relación con ellos es super buena, nos encanta pasar tiempo juntos, echarnos unas risas y compartir momentos especiales. También tenemos amistades con las que salimos de vez en cuando, así que se puede decir que nuestra vida allí estaba bastante equilibrada, si no tenemos en cuenta el tema trabajo y finanzas.

Mudarnos al Reino Unido nos ayudo a estabilizarnos económicamente pero perdimos la otra parte de la ecuación. Durante un buen tiempo era y me sentía como la mama “sin pueblo”. Conocimos a gente en la Iglesia, en otros grupos, algunos de ellos padres jóvenes con hijos pequeños como nosotros, otros solteros mayores o menores que nosotros, pero nunca parecía encajar. Quizás fuéramos nosotros, pero como me hubiera gustado en mas de una ocasión poder tener una conversación sin sentirme forzada a buscar temas de que hablar o a ser amable. Bueno, en realidad, para ser sinceros, si que paso con algunas personas, pero por lo visto el sentimiento no fue reciproco, y me dieron calabazas! jaja…

Ya no estamos sin pueblo, mas familia se nos ha unido a estas islas, y aunque viven a una hora de nosotros, se que sera algo bueno para mis hijos poder verlos regularmente. La familia de Sam son super trabajores y muy buena gente asi que fue un placer tener, durante dos semanas, a la Tia Nati y a la Vovo (abuelita) . J estaba super ilusionada cada dia y ademas su portugues mejoro significativamente. Nuestro pequeno E se quedaba dormido en un momento con su vovo, tal como pasaba con su yaya…hay algo en el cuerpo de una yaya que hipnotiza a los bebes cuando los mecen en sus brazos. jajaja

Aunque para ser sinceros, los primeros días no podía parar de pensar en mi familia, mis padres, mis hermanos y mi cuñada y mi sobrinita que es tan mona como inquieta! Les eche de menos mas que nunca y deseaba que ellos también se hubieran unido a nosotros. Algo muy poco probable… Pero no podría estar mas agradecida a Dios por esta oportunidad de tener a mas miembros de la familia cerca. Ojala pudiera decirte como ser una mama con un “pueblo”, pero desgraciadamente mis habilidades sociales no han mejorado mucho desde entonces. Mi único consejo, el que me doy a mi misma, es seguir intentándolo, y en uno de esos intentos seguramente se te cruzara alguien, y entonces tendrás tu pueblo, tendrás a alguien en quien confiar, con quien reírte, con quien conversar sin hacer un esfuerzo.

Cual es tu historia? Eres una de esas mamas que tienen su propio pueblo?

February, the longest month of the year

How is it possible that the shortest month of the year turn out to be the longest one? Even today, being February 28th, we are counting hours for this month to finish. We usually try with all our stories to be on a positive mood, the fact is that that’s how we always try to see things, with the glass as half full. But, sometimes, and just sometimes, days seem eternal, what you expect doesn’t come and what you don’t it ends up happening. And I am still contemplating the idea of publishing this post or not, because I know that when better times come and I feel more cheerful I might regret of writing this to let off some steam. However, it’s just fine, we will keep things in the family..
We love, I mean, I love watching shows like Ellen Degeneres or The Tonight Show, they’re most of the time entertaining and full of overcoming stories. Only yesterday, watching an interview to Kanye West, Ellen asked him “what have you done to stop reflecting/feeling so angry?”, I’m not even a big fan of him, I might just like a couple of his songs, but I liked his answer. He said “I have realised that if I keep acting the same way nothing is going to change, if I want to obtain different results I will have to do something different”(paraphrasing him a bit of course, cause I watch this show at night half asleep and in English…:P) But it is like that, we can’t expect to achieve our goals if we don’t work hard enough to do it. Feeling down is part of the journey, but even if you’re just trying to see the bright side, the simple fact of trying helps you to grow spiritually and sometimes temporally.

So here they are…the positive things of this month of February (we could share our little ups and downs and challenges, but what for?! everyone has enough of that already…;) :

*Julia tells me “I love you very much” every night. (before she used to just say “very much”) now she says the whole sentence and gives me a kiss.
Eli and Julia

*Sam and I have started new projects and we have been able to buy the equipment we needed!
movie-slate

*We have replaced the gym for long walks and a bit of cycling.
bosque

*Julia is developing herself in all areas, she’s full of curiosity and personality. Every day you learn something new with her witticisms.
Sam y Julia

*The love of our families is being reflected by the members in our ward from Church. We won’t have here our loved ones, but Julia has many “nanas” and “grandpas” that give her cuddles, play with her and make her laugh, and that, it’s just priceless.
relief society logo original

Let’s stop here, we promise next post will be full of colour and good “vibes” along with Spring and the nice weather that will arrive soon…for now, we’ll stick with February for a few more hours.