Perdiendo mas que “peso” durante la lactancia

Cuando planee escribir este post había perdido un par de kilos y me sentía super bien. Hoy cometí el terrible error de pesarme otra vez y descubrí que había sido vilmente traicionada por la balanza. Perder peso durante el periodo de lactancia es posible pero no para mi todavía. Dejadme que os cuente lo que si estoy perdiendo al dar el pecho:

Puedo perder la paciencia conmigo misma cuando intento comer de forma saludable. No tenemos el placer de tener a un chef privado como lo suelen hacer los famosos así que eso significa que si me apetece algo bueno, saludable y original tendré que cocinarlo yo misma o pedirle a Sam que lo haga. Dos niños y una casa por mantener me parece tarea mas que suficiente la mayor parte de los días. Así que platos sencillos y básicos suelen gobernar nuestra dieta por lo general.

belly-lose-weight

Puedo perder la cuenta del tiempo mientras doy el pecho. No te enteras de a que hora comenzaste ni a que hora estas acabando, solo sabes que al final tienes un bebe contento en tus brazos. Me encanta su sonrisa y sus carcajadas cuando acaba. Me encanta saber que puedo proveer para el mas de lo que necesita para convertirse en un niño sano y fuerte.

Pierdo horas de sueño también. Aunque he de reconocer que el mio duerme bastante bien y solo se despierta un par de veces por la noche. A diferencia de J, que solía despertarse cada hora o cada dos horas. Con el simplemente una toma cerca de la media noche y otra de madrugada suelen ser suficientes.

Por desgracia también pierdo el pelo. No me paso con mi primer hijo, pero si que lo estoy sufriendo en esta ocasión. Ni en los momentos mas estresantes de mi vida me había pasado así que he de admitir que fue algo bastante impactante y asustador a la vez. Depende del día lo llevo mejor o peor pero ahora estoy probando un champú especializado que se supone que nutre el cuero cabelludo mas que los normales, así que ya veremos…

Hay paginas muy buenas por Internet que te pueden dar algunos consejos de como perder peso durante la lactancia. Dejadme que os cuente lo que estoy haciendo yo y que espero que en algún momento de un resultado positivo:

a-change-in-lifestyle

  • He dejado las bebidas con gas.
  • Hago 15 minutos diarios en la bicicleta estática.
  • Estoy “intentando” reducir los dulces y la comida basura.                                                                        [OK. En realidad no, pero pensé que debía ponerlo por si alguien quiere seguir estas instrucciones que sepa que seria bueno que lo haga. !]
  • Estoy tomando vitaminas para el periodo de lactancia. Las tome durante los dos primeros meses y no note ninguna diferencia hasta que no deje de tomarlas. Ahora he vuelto a empezar y ojala no hubiera parado en su momento.

Y finalmente, estoy intentando no desanimarme con mi peso y apariencia actual. Muchas veces, como me siento no se refleja en como me veo. Es como cuando tienes algo entre los dientes y tu sigues sonriendo tan ingenua y nadie te dice nada. Pues bien, hay veces, en las que por ejemplo, suena alguna canción en la radio o donde sea, de esas que te motivan, y me pongo a bailar en casa, y recuerdo a la antigua yo que solía salir con sus amigas y bailar sin parar hasta que saliera el sol, y me siento bien, me siento muy bien hasta que entonces me miro en el espejo y veo que ya no esta la talla 38.

eli and E

Es muy duro superar ese momento, no se si quizás alguno de vosotros haya pasado por algo parecido, pero cuando me pasa siempre me recuerdo a mi misma que tengo dos opciones: 1. seguir alimentando ese sentimiento de desanimo lo cual no me llevara a nada bueno o 2. pasar pagina y continuar con mi vida. Pensar desde una perspectiva mas practica y continuar haciendo lo que me hace sentir bien. Y se y espero que al final, lo que me hace sentir bien me haga verme bien no solo a vista de otros, sino, mas importante, a mis propios ojos. Porque tal como dice el refrán:

“La belleza esta en los ojos de los que la miran” 

Que podamos reconocer todos la belleza que esta dentro de nosotros, sin importar el peso, sin importar nuestro estatus, sin importar nuestros propios miedos y frustraciones.

El poder del lapiz de ojos

Tengo que escribir este post antes que mi pequenyo E se despierte de su siesta de la manyana. Asi que intentare contaros en pocas palabras el poder curativo del lapiz de ojos. 

cosmetics-259181_1280

Antes que nada es mejor que sepas que no me parezco en nada a una fashion blogger, asi que no esperes leer nada que tenga que ver con sombras, mezclas o bases de maquillaje (espero no desilusionarte mucho con eso!) Pero prefiero contarte lo que es mas importante para mi, la autoestima. Durante mi tercer trimestre de embarazo me senti super gorda, no solo eso, sino tambien fisicamente tan agotada que no me apetecia ni levantar el brazo, coger un cepillo y peinarme un poco. Como consecuencia de eso podias encontrarme en casa deambulando con mi bata, una coleta mal hecha y nada de maquillaje. Salir por ahi era una pesadilla porque no solo no me veia bien si no que pensaba que otros tambien lo verian asi, por lo que me hacia sentir todavia peor. Fue en esos meses que decidimos mudarnos, asi que perdi cualquier rastro de mi estuche de maquillaje por una buena temporada.

Ya han pasado 3 meses desde que di a luz, por suerte para mi ya he perdido todo el peso que gane en el embarazo, lo que no es tan positivo es que me quede embarazada estando en sobrepeso ya, asi que todavia me queda un camino largo hasta llegar a mi peso ideal. Sin embargo, un dia decidi que ya era suficiente, que incluso si me sentia cansada, ahora por la lactancia, no tenia porque “verme” cansada, asi que despues de encontrar mi neceser, cogi el lapiz de ojos y me lo puse, la magia estaba hecha! Una nueva yo, alguien que se habia cuidado un poco, un esfuerzo diminuto que tuvo un gran impacto en mi. Y como con otras muchas cosas en la vida, cuando algo nos hace sentir bien queremos mas y mas de eso, asi que anyadi un poco de colorete, y luego probe un poco de espuma para dar volumen al pelo, y…ta-chan!

Esta no es mi “yo diaria” (pueda ser que todavia me encuentres en el super con una coleta mal hecha y sin nada de maquillaje, no con la bata, esperemos! :P) pero esta experiencia me ayuda a recordar que incluso un pequenyo esfuerzo provoca una gran diferencia. El poder de un lapiz de ojos no esta en la marca ni en tu habilidad para maquillarte bien, sino en el esfuerzo por cuidarse a uno mismo. Porque solo cuando nos amamos, podemos amar a otros. Solo cuando vemos lo bueno en nosotros, podemos verlo en otros. Solo cuando estamos en una posicion mas elevada podemos extender nuestra mano para levantar al otro.